Vivo V21: Un smartphone para creadores de contenidos [Reseña]

vivo V21

Después de probarlo por algunas semanas, estos son mis comentarios del mejor teléfono que trajo la empresa china: el vivo V21.

Hace algunos años, no tantos en realidad, caminando sobre las calles de Shenzhen, en China, alcancé a ver en escaparates una marca de teléfonos celulares que me había llamado la atención desde que el Capitán América y Iron Man usaron uno de sus terminales en la primer película de los Avengers: vivo.

Puede que vivo todavía no sea tan conocida para algunas regiones, pero hoy está ubicada como la quinta marca a nivel global por número de envíos, cosa nada despreciable. Y llevan tiempo con un plan de expansión bastante ambicioso al grado que hoy ya están en México de manera oficial.

Para su llegada a México, vivo trajo tres terminales: vivo Y11s, vivo Y20, y del que hablaremos en esta ocasión, el vivo V21.

Vivo V21: Un gama media-alta con un gran diferenciador

De los tres equipos elegidos por la marca, el vivo V21 es el de más alta gama, pero sin llegar niveles de los verdaderos gama alta. Pero eso, quizás, no es que le haga falta, ni tampoco parece que sea algo que esté buscando la empresa en este ingreso al país.

vivo V21
vivo V21

Pero vayamos partes. En su increíblemente delgado diseño, el V21 esconde un procesador firmado por Mediatek Dimensity 800U fabricado bajo el proceso de 7nm, que lo hace bastante eficiente en términos energéticos, además de contar con un arreglo de 8 núcleos y, que sin ser el más rápido de su tipo, sirve a la perfección para el uso cotidiano de aplicaciones y hasta para jugar.

Apoyando este chipset, tiene 8GB de RAM que se pueden ampliar de manera virtual hasta los 11GB de RAM utilizando el almacenamiento disponible del teléfono, el cual es de 128GB (ampliables con una tarjeta SD). Aunque 8GB de RAM podría ser más que suficiente, se agradece esta virtualización sobre todo si somos de los que no cerramos jamás las apps, o le metemos juegos demandantes.

El teléfono no cuenta con puerto para auriculares, solo tiene uno USB tipo-C que tendremos que usar para cargar la batería, que es de 4,000mAh, y conectar audífonos con cable. Solo con un altavoz en la parte inferior y los botones laterales de encendido y apagado.

Respecto al arreglo fotográfico, el arreglo de las cámaras traseras está compuesto por un sensor principal de 64 MP, f/1.8, 26mm con estabilización óptica, acompañado de un ultra gran angular de 8 MP, f/2.2, 16mm y un macro de 2 MP, f/2.4.

Pero donde podemos decir que encontramos un gran diferenciador, es en su cámara de selfies pues vivo le dotó de un sensor de 44 MP, f/2.0 estabilizado ópticamente y con doble flash, perfecto para creadores de contenidos como TikTokers y YouTubers.

Un diseño impresionante

Hay que ser bien honestos, el vivo V21 es un teléfono bien bonito. Los chinos lograron que el teléfono sea ultra delgado y manejable al mismo tiempo. La parte trasera se ve adornada por el arreglo fotográfico cuadrado que luce muy elegante.

Aunque la parte trasera es plástica, tenían que recortar costos en algún lado, está lejos de sentirse barato y eso es un gran logro que tengo que aplaudir. Su acabado mate, refleja la luz en múltiples colores con cierta elegancia, además que no conserva huellas digitales y por consecuencia se ve mucho más limpio que otros. Al tacto, se siente fino y bien ensamblado, de hecho más de uno pensará que es cristal.

La parte delantera está integrada por su pantalla AMOLED de 6.44 pulgadas. Es una pantalla arriba de la media, considerando su precio, ya que presenta buenos colores y brillos, además de que su tasa de refresco es de 90Hz y está certificada para HDR10+. Todo, bajo una resolución FullHD+.

Eso si, bajo algunos ángulos, los colores blancos presentan cierta coloración hacia el morado, no es nada grave, pero si es importante mencionar. Mientras que los negros son profundos y precisos.

Ah, y tiene lector de huellas bajo la pantalla que funciona bien, no es extraordinariamente rápido, pero tampoco es lento y su tasa de precisión es alta de alrededor de 8 de 10 intentos exitosos.

Lo único que «afea» el diseño de su pantalla, es el notch en forma de gota donde alberga la cámara frontal. Pero ese «defecto» se le perdona, ya que no tiene una cámara ordinaria, sino una para hacer super selfies estabilizados e iluminados.

Pero si, es un teléfono que llama la atención y que sí, me gusta como luce.

Desempeño sin complicaciones

Como ya dijimos, el vivo V21 está equipado con un chipset Mediatek Dimensity 800U y 8+3GB de RAM. Esto, traducido en un uso cotidiano, nos da un funcionamiento más que correcto.

En día a día, usando redes sociales, chats, aplicaciones de música, email, fotografía el equipo se comporta con soltura. De repente se notarán algún estirón mientras se scrollea por el timeline de Facebook, al cambiar entre apps, si es que tenemos muchas abiertas. Pero nada grave considerando la gama a la que pertenece, y mejor, el precio al que se comercializa.

Incluso, sin tratarse de un dispositivo enfocado al gaming, como otros, cuenta con un modo de juego que optimiza los recursos de forma automática y disminuye las interrupciones. En términos generales, los juegos se desempeñan bien, por ejemplo un Call of Duty Mobile no tienen ningún problema, ni relantizaciones. Otros, como PUBG Mobile, pueden tener ciertas pausas pero son ocasionales y breves, y quizás se deba más un tema de optimizaciones que a otra cosa.

Así pues, es un teléfono que se mueve bien y que con gran cantidad de RAM hace que todo se sienta como si se tratara de un teléfono más caro.

Un dato importante es que el vivo V21 lleva Android 11, con una capa de personalización llamada FuntouchOS que, a pesar del nombre, es muy similar a un Android de stock, salvo en las opciones de configuración donde saca a relucir su ADN chino con una gran cantidad de opciones.

Eso si, cuando lo configuré de inicio, traía una app de arranque para la pantalla de bloqueo que es preferible deshabilitar porque causa más molestias que ayuda. Además, el teléfono venía como Amigo Telcel, por lo que incluía muchísimas apps de la telefónica y juegos que, en mi caso, siempre desinstalo o deshabilito pues es peso muerto, a menos que si las uses.

Con un diseño tan delgado, viene el tema de la batería. En lugar de esperar 5,000mAh, el teléfono tiene una batería de tan solo 4,000mAh. Eso podría parecer poca cosa, considerando los estándares más recientes, pero en la vida real no puedo sino aplaudir la gran optimización que logro vivo en este teléfono, ya que la duración es realmente larga.

En un día muy ajetreado, con un uso pesado, es posible que llegues a las 8pm con al menos el 30%. Usos moderados, pueden prolongar en hasta dos días la energía. En tiempos de pantalla, estamos hablando de alrededor de 12 horas, un poco más.

Con una arreglo de cámaras traseras competentes y una cámara frontal para selfies muy ambiciosa

Antes de hablar de la cámara frontal, platiquemos del arreglo trasero que tampoco es despreciable.

vivo V21

La cámara principal, de 64MP, es mejor de lo que podría esperarse. Generalmente sucede que en teléfonos de este tipo, muchos megapixeles no es necesariamente sinónimo de buena calidad fotográfica, pero en este caso nos encontramos ante un teléfono más que cumplidor.

Las fotografías logran una buena definición y los colores, sin ser exactamente realistas, no sufren de esa exageración que suelen imprimirle las empresas asiáticas.

El detalle puede llegar a ser bueno, pero el HDR a veces se queda corto con tomas hacia el cielo, quemando un poco las fotos. De nuevo, para este rango de precio no es algo que demerite.

Las fotos con el lente ultra gran angular son cumplidoras, pero suelen perder detalle comparadas con las del lente principal. Mientras que el Macro funciona en condiciones de luz correctas, pero al ser un sensor pequeño de 2MP, las fotos suelen ser las peores de todo el conjunto.

Como sea, es un teléfono con una capacidad diversa y con resultados sobre la media, inclinándose hacia lo bueno.

Mientras que su cámara frontal, la estrella de este teléfono, tiene unos resultados muy buenos y es una de las mejores para selfies.

vivo V21

Esto se ayuda en gran parte no solo a su gran sensor, sino a su estabilización óptica y al sistema de doble flash frontal que permite iluminar las tomas en condiciones de poquísima luz.

A continuación, dejamos algunas fotos tomadas con este equipo.

Conclusiones: Me gustó más de lo que esperaba

Tengo que decir que el vivo V21 me dejó buenas impresiones. Su diseño es de los más atractivos que he visto este año y, sin contar con las especificaciones más altas, su desempeño es solvente y su batería sorprendente.

Mientras que su sistema fotográfico no llega a la excelencia, es muy competente. Y su cámara frontal permitirá hacer fotos y videos para TikTok, Instagram o YouTube con una calidad arriba de la media que otros teléfonos.

Lo único de lo que no fui fan, fueron todas las apps preinstaladas de Telcel.

vivo V21

Considerando su precio en México de MX$9,999.00 me da gusto que la entrada de vivo al mercado mexicano sea de esta manera, pues no la tiene fácil con la competencia.

¿Lo recomiendo? Sí, totalmente. Es un teléfono que no decepcionará y que cumple con su promesa de ofrecernos selfies de buena calidad, en un rango de precio aceptable.

Síguenos:
Esto te podría interesar:   El mítico teléfono celular Nokia 6310 cumple 20 años con edición especial

Un pensamiento en “Vivo V21: Un smartphone para creadores de contenidos [Reseña]

Deja una respuesta

You have to agree to the comment policy.

Perfiles en Redes Sociales
Copy link
Powered by Social Snap